27-01-2011
Otro Atropello al Patrimonio del Parque de la Ciudad

El Lunes 24/01/2011 el Jefe de Gobierno Mauricio Macri, acompañado por los ministros de Desarrollo Económico Franisco Cabrera, de Educación Esteban Bullrich y el presidente de la Corporación Sur, Humberto Schiavoni, inauguraron lo que ellos denominaron “obras de remodelación y puesta en valor en el Parque de la Ciudad” consistentes en “la remodelación de una fuente de juegos acuáticos para niños de hasta 4 años y la construcción de una pileta semiolímpica de 50 por 40 metros para chicos de hasta 12 años”.

Por otra parte, al responder a consultas de la prensa sobre la posibilidad de que la Ciudad avance en el futuro con nuevas obras en el Parque de la Ciudad, Macri recordó que el uso de este espacio verde de 105 hectáreas está trabado “por un conflicto judicial desde hace décadas”.

Además agregó: “Por eso nosotros estamos trabajando desde el Gobierno para generar acciones que permitan el mayor nivel de actividad posible en el Parque, a la espera de que se resuelva el conflicto judicial y estas obras para las colonias de vacaciones apuntan a fortalecer ese mismo objetivo”

Esto no es más que otra muestra de que nos siguen mintiendo a todos los vecinos de la Ciudad con el único objetivo de seguir dilapidando de a poco el valioso patrimonio del Parque de diversiones para poder finalmente deshacerse de éste y poder concretar allí otros emprendimientos que sólo beneficiarán a unos pocos.

Es falso que se haya construido una pileta semiolímpica de 50 x 40 metros, toda vez que la pileta a la que se hace referencia es una pileta de 40 x 40 metros construida hace casi 30 años correspondiente a la atracción Botes chocadores, con lo cual sólo se readecuó esa pileta para el uso de personas, con tareas menores, consistentes en la eliminación de un puente móvil, y una mano de pintura, puesto que el resto de la infraestructura necesaria para el natatorio (sistema de filtrado y recirculación) se encontraba ya instalada, y sólo debió ponerse en marcha.

En cuanto a lo que se especifica como una “remodelación de una fuente de juegos acuáticos”, se está hablando ni más ni menos que del canal por el cual circulan los coches de la Atracción Hidrovértigo – Aguas Turbulentas, la montaña rusa de agua más extensa del mundo cuyo valor en la actualidad es de aproximadamente U$S 2.5 millones.

En las imágenes adjuntas se puede observar las modificaciones realizadas al canal en el sector de la estación de abordaje a la atracción, donde se puede visualizar claramente el daño ocasionado sobre esta, evidenciándose además que este es un lugar inadecuado para su uso como pileta.

Más allá de cualquier opinión acerca de estas obras, existen medidas cautelares de no innovar que prohíben la realización de este tipo de reformas, permitiendo sólo hacer uso racional de las instalaciones del Parque. Esas mismas medidas a que el Sr. Macri alude para justificar el abandono del parque y sus juegos mecánicos. Esas mismas medidas que en dichos de la Administradora Claudia Strapko al diario Clarín, impedirían el desarme de los juegos, y a las que mintiendo, agrega, también a usarlos.

NO es cierto que el uso de este espacio verde de 105 hectáreas esté trabado “por un conflicto judicial desde hace décadas”, como pregona el Jefe de Gobierno.

Lo que se encuentra “trabado” por dicho conflicto, es justamente lo que este gobierno viene realizando, abandonar el patrimonio, modificarlo y destruirlo.

Las medidas cautelares vigentes, trabadas en 1992, no impidieron el uso durante 20 años del parque de diversiones, y la reinterpretación que pretende hacer el jefe de gobierno, es maliciosa y oculta oscuros intereses inmobiliarios para el predio.

No innovar, significa no modificar un estado de situación determinado, y llegando a esto, el estado en que mantiene esta gestión al parque, viola de pleno la mentada orden.

Justamente, este conflicto judicial sólo permite el funcionamiento del parque de diversiones desde hace décadas, y prohíbe cualquier tipo de utilización de las instalaciones que sea diferente al mencionado. Basta recordar que fue este mismo Gobierno el que en 2008 clausuró los 14 juegos que se encontraban en funcionamiento, los cuales habían sido restaurados por la gestión anterior, y que durante décadas el parque funcionó como parque de diversiones, conflicto judicial mediante, para entender que el Jefe de Gobierno MIENTE.

Miente, porque no hay un interés mínimo en recuperar las atracciones, y apuestan al deterioro en el tiempo de las mismas para luego poder justificar su desguace y el cambio de destino del predio en un claro desprecio del valioso y costoso patrimonio allí instalado, y, lo que no es menor, un evidente desprecio por los mandatos judiciales y las leyes vigentes.

Es tan irregular la ejecución de estas obras, que las mismas se iniciaron sin instrumento administrativo que las autorice, debiendo el Gobierno generar éste de urgencia, recién luego de que esta asociación solicitara información acerca de la resolución correspondiente.

Por lo tanto, inmediatamente esta asociación tomó intervención en el tema, y hemos presentado en forma reciente un recurso administrativo de reconsideración mediante el cual se solicita la restitución de las atracciones a su estado original.

Así mismo, se notificó a la sindicatura de la quiebra de Parques Interama S.A. para que esta, actúe en defensa de los intereses de los acreedores por la flagrante violación a las garantías impuestas.

Vulnerar los derechos de los acreedores de INTERAMA es vulnerar los intereses de todos los argentinos, puesto que el principal acreedor, (más del 85% de la deuda total) no es otro que el mismo ESTADO NACIONAL ARGENTINO.

Recurriremos a todas las instancias posibles para que esta situación sea revertida y así evitar nuevos avasallamientos al patrimonio del Parque de la Ciudad.

Próximamente continuaremos informando por este medio acerca de novedades con respecto a este tema.



 

Volver a las Noticias

 

O.C.P.C.  Organización por la Conservación del Parque de la Ciudad

Asociación Argentina de Amigos de los Parques de Diversiones

Expediente Nº C 1783879/60147